Código promocional aplicado. Procede al pago y disfruta de tu descuento. Código promocional aplicado.
Verás el descuento al pagar.

*Válido para las suscripciones mensuales y los cursos de Maratón.

Nuestros consejos para una buena pronunciación francesa

Clases con profesores cualificados en directo

Pronunciación francesa

Para hablar y entender el francés correctamente es necesario conocer sus reglas gramaticales y su vocabulario, así como saber pronunciar correctamente las palabras al hablar. La pronunciación del francés puede resultar difícil de aprender, ya que la forma de las palabras escritas suele diferir del modo en el que deben pronunciarse. Además, existen letras mudas, diferentes maneras de pronunciar una misma letra, muchas excepciones a cada regla, etc. Por ejemplo, ¿sabías que poêle se pronuncia poil, que em a veces se pronuncia como am o que différemment suena como difieren-amant?

A continuación presentamos cinco consejos para mejorar la pronunciación del francés y explicamos el porqué de la pronunciación de ciertas palabras.

Conceptos básicos

  • En la mayoría de los casos, las letras d, t, s o x no se pronuncian cuando aparecen al final de una palabra. Por ejemplo, términos como rebond, chat, anglais o heureux se pronuncian como si terminaran en vocal.
  • Los sonidos de las vocales en francés son puros, a diferencia de lo que sucede en el inglés americano, en el que tienden a pronunciarse como un diptongo. En inglés, la pronunciación de las palabras tiene una modulación variable, mientras que en francés la entonación siempre es más fuerte en la sílaba final.
  • Las consonantes finales no se suelen pronunciar, excepto la lf y c.
  • La e final no se pronuncia, salvo cuando va precedida por la terminación es.
  • La ç se pronuncia como s.
  • La h no se pronuncia.
  • Apóstrofe: Cuando una palabra termina en consonante o si la siguiente palabra comienza con una vocal o una h muda, la consonante precedente forma una nueva sílaba con la siguiente vocal. Por ejemplo, “je adore” se convierte en “j’adore”. En el apóstrofe, el sonido de las consonantes cambia. Por ejemplo, la f suena como v, mientras que la s y la x suenan como una z, como en les enfants.
  • Elipsis: En palabras como lelajeyotu, la vocal desaparece cuando la palabra siguiente comienza con una vocal o una h muda.
  • Algunos adjetivos masculinos cambian su forma cuando preceden a una palabra que comienza con una h muda o una vocal. Por ejemplo, beau se convierte en bel, como en un bel hommece se convierte cetfou se convierte en folnouveau se convierte en nouvel vieux se convierte en vieil.
  • Además, hay tres adjetivos posesivos femeninos que también cambian su forma: ma se convierte en mon, como, por ejemplo, en la frase mon écoleta se convierte en ton, como, por ejemplo, en la frase ton éducation, y sa se convierte en son, como, por ejemplo, en son amie.

Escucha el francés que hablan los franceses nativos

Una de las mejores maneras de aprender a pronunciar correctamente es escuchando a hablantes nativos franceses.

  • Es aconsejable escuchar emisoras de radio francesas, así como canciones y noticias.
  • Descarga podcasts para poder escucharlos cuando puedas.
  • Escoge tu DVD favorito y configúralo para verlo en francés y familiarizarte con la pronunciación de esta lengua.

Comienza lentamente

Una vez que domines el vocabulario y la gramática básica, hablar el idioma te ayudará a mejorar tu fluidez en la conversación. Sin embargo, no trates de correr antes de haber aprendido a caminar. Habla despacio y claramente al principio, pronunciando las sílabas como puedas. Poco a poco serás capaz de ir aumentando la velocidad de tu conversación.

Habla con franceses nativos

La forma más rápida de aprender cualquier idioma es sumergirse en él de pleno. Un intercambio es una buena manera de lograr esto. Vivir con una familia que hable francés te expondrá a la conversación en ese idioma y pronto aprenderás las palabras y frases esenciales de la vida cotidiana.

Practica con trabalenguas

Una forma divertida de poner a prueba tus habilidades de pronunciación es practicar repitiendo trabalenguas en francés. Esto te ayudará a progresar. Cuando repitas el trabalenguas, asegúrate de pronunciar las vocales correctamente. Prueba con algunas rimas tradicionales, tales como:

Tas de riz, tas de rats.

Tas de riz tentant, tas de rats tentés.

Tas de riz tentant tenta tas de rats tentés.

Tas de rats tentés tâta tas de riz tentant.

o:

Fruits frais, fruits frits, fruits cuits, fruits crus.

y:

Bonjour madame la saucissière,

combien vendez vous ces six saucisses la?

Je les vends six sous,

six sous ci,

six sous ça,

six sous ces six saucisses la.

La práctica hace al maestro

A no ser que se comience a aprender francés desde la infancia, es muy difícil llegar a hablar como un nativo. Sin embargo no hay ningún motivo por el que no puedas llegar a hablar muy bien francés, aunque conserves un leve acento extranjero, lo cual suele considerarse un rasgo encantador para muchos franceses nativos. Aunque pueda parecer un reto difícil, aprender un nuevo idioma es emocionante y muy gratificante, así que lo mejor es que te centres en practicar constantemente y en no rendirte nunca. Aprovecha cada oportunidad para hablar el idioma y escuchar hablar en francés. ¡Recuerda: la práctica hace al maestro!