Código promocional aplicado. Procede al pago y disfruta de tu descuento. Código promocional aplicado.
Verás el descuento al pagar.

Nuestros consejos para una buena pronunciación alemana

Clases con profesores cualificados en directo

Aprender alemán

Aprender alemán es muy útil para quienes viajan a Alemania por placer o por negocios y desean comunicarse utilizando la lengua nativa, o aquellos que desean aprenderlo por placer. Ahora hay numerosas formas de aprender alemán, desde clases en una escuela de idioma hasta cursos online o lecciones de audio. Cada método tiene sus ventajas y desventajas y es importante elegir el método adecuado para cada uno. Algunas personas tiene problemas con las clases grandes y aprendiendo a un ritmo impuesto, mientras que otros prosperan. El aprendizaje online tiene la ventaja de la flexibilidad y privacidad, así como el poder aprender a tu propio ritmo, pero también puede no ser apto para aquellos que necesitan motivación y prefieren los métodos tradicionales de estudio.

Aunque el alemán tiene muchas palabras y sonidos similares con el inglés y los idiomas tienen una historia de palabras ‘prestadas’ entre ellos, la pronunciación del alemán es muy diferente de la del inglés, siendo este el motivo por el que es mejor aprender alemán de un hablante nativo que estudiando solo. Hay gran cantidad de sutiles diferencias en la manera de pronunciar las palabras y una diéresis o una combinación de letras pueden cambiar por completo el significado de una palabra. Por ejemplo, añadiendo una diéresis sobre una “u” cambia la pronunciación a un sonido como “oo” y la letra “b” cambia dependiendo de la parte de la palabra en la que está situada.

Como pronunciar correctamente las vocales en alemán

Hay muchos sonidos de vocales diferentes en el idioma alemán y la pronunciación no depende únicamente de la combinación de vocales sino de la parte de la palabra en la que está situada, y dependiendo de si hay una diéresis u otro acento.

  • A – en “Bad” es corta como en “had” en inglés, pero en “Jahr” es larga como en “car”.
  • E- en “Wenn” es corta como en “hen”, pero en “Sehr” es larga como el sonido “ai” en “fair”.
  • I -en “Ich” es corta como en “brick” pero en “Iris” es larga como en el sonido “ee” de “me”.
  • O – en “Gott” es corta como en “hot” pero en “Rot” se pronuncia como la “u” de “hurt”.
  • Ö – en “böse” es larga y se pronuncia como “burn” pero en “Öffnung” es corta.
  • U- en “Hund” es corta como en “bun” pero en “Stuhl” se pronuncia como “oo”.
  • Ü – es larga en palabras como “Grün” pero es corta en otras como “Stück”.

La combinación de vocales también difiere de la pronunciación en inglés en los sonidos que producen, y es importante escuchar con atención para encontrar la diferencia y así poder interpretar y responder correctamente.

Consonantes alemanas en diferentes combinaciones

La pronunciación en alemán de las consonantes y sus variadas combinaciones es igualmente complicada y puede llegar a dejar estancados a los estudiantes que pille desprevenidos. Las consonantes cambian de pronunciación dependiendo de la vocal que las precede y dependiendo si se encuentran al principio o al final de la palabra. Hay además combinaciones de letras que no se usan a menudo en el inglés y que hace que la pronunciación del alemán sea difícil a no ser que se haya practicado tanto escuchando como hablando con un nativo. Un ejemplo de este caso es el de la letra “d”. Al principio de las palabras y cuando se encuentra en el medio se pronuncia como “d”, pero cuando está situada en la última letra de la palabra se pronuncia como una “t”. Otro ejemplo se puede ver en la letra “l”. En la pronunciación en alemán la letra “l” siempre se pronuncia con claridad, mientras que en el inglés en algunos casos se pasa por alto y no se pronuncia. En las palabras “sammeln” o “Kartoffeln” son muchos los estudiantes que tienen la tentación de pronunciarlas como “sammen” o “Kartoffen” pero el sonido de la “l” debe ser pronunciado en ambos caso.

Hay además una letra en el alemán que no aparece en el inglés. La doble “s” al final o en el medio de una palabra es escribe “ß” pero se pronuncia como “ss” cuando se utiliza después de una vocal larga o después de algunas combinaciones de vocales. Algunas combinaciones de letras se pronuncian casi de la misma manera que se hace en inglés pero con un énfasis ligeramente diferente. Por ejemplo, el sonido “sch” se pronuncia como “sh” en la palabra “show”, pero en la pronunciación alemana los labios toman una forma más redondeada y sobresalen ligeramente para darle el énfasis necesario. Sin embargo los sonidos “st” y “sp” se pronuncian como “scht” y “schp” respectivamente. En la pronunciación alemana “Stein” debe pronunciarse como “schtein” y “Spiel” se pronuncia como “schpiel”. La combinación de letras “chs” se pronuncia como “ks” mientras que “ck” se pronuncia como “k”.

La pronunciación en alemán puede sonar de manera gutural debido a los ásperos sonidos de las consonantes y por ello es importante lograr el énfasis adecuado para evitar sonar de forma agresiva. Si se compara con el francés o el italiano, que son lenguajes muy suaves, el alemán suena enfadado a no ser que se pronuncie de la manera correcta. Muchos de los estudiantes que han aprendido de hablantes no nativos tienen que trabajar mucho para lograr el equilibrio entre la pronunciación clara y el énfasis para poder dar mucho más énfasis a las consonantes, cambiando así por completo el todo de sus conversaciones.