Código promocional aplicado. Procede al pago y disfruta de tu descuento. Código promocional aplicado.
Verás el descuento al pagar.

*Válido para las suscripciones mensuales y los cursos de Maratón.

Descubre más sobre los exámenes oficiales de francés

Clases con profesores nativos cualificados

Descubre más sobre los exámenes oficiales de francés

La lengua francesa, con más de 80 millones de hablantes nativos y más de 190 millones de personas que la hablan como segunda lengua, es una de las lenguas más extendidas del mundo. Aunque pueda parecer sorprendente, la mayoría de los hablantes de francés viven en el continente africano, donde el Imperio Francés tuvo muchas colonias. De hecho, el francés es una lengua oficial en 29 países de los diferentes continentes, por lo que podemos afirmar que es una verdadera lengua global.

Lo que es más, hasta hace unas cuantas décadas el francés era la lingua franca en la mayor parte de Europa y era la lengua extranjera cuyo aprendizaje era más popular por aquel entonces. En la actualidad, el francés ha perdido parte de su relevancia a escala internacional en favor de la hegemonía del inglés, pero aún es muy importante en materia diplomática, al ser una de las lenguas oficiales de organizaciones internacionales clave, como la ONU o la Unión Europea, y también es muy importante en el mundo de los negocios.

Si estás aprendiendo francés con el objetivo, por ejemplo, de estudiar en una universidad de Francia o de continuar tu carrera profesional en uno de los múltiples países de habla francesa, es muy probable que estés obligado a demostrar tu nivel de francés con un certificado oficial de lengua francesa.

Al igual que ocurre en cualquier otro idioma, los estudiantes de francés han de realizar exámenes específicos con el fin de obtener un diploma que certifique su nivel de francés. La elección es muy amplia. Los exámenes de francés más populares son los administrados por el Centro Internacional de Estudios Pedagógicos (CIEP, Centre international d’études pédagogiques), tales como el DILF, el DELF, el DALF y el TCF, acerca de los cuales podrás consultar más información en esta página. No obstante, también existen otras instituciones que ofrecen exámenes con los que se obtienen certificados de francés con un gran reconocimiento:

  • Alianza Francesa (Alliance Française)
    • Certificat d’Études de Français Pratique (CEFP)
    • Diplôme de Langue (DL)
    • Diplôme Supérieur Langue et Culture Françaises (DSLCF)
  • Cámara de Comercio de París (CCIP, Chambre de commerce et d’industrie de Paris)
    • Test d’évaluation du français (TEF)
    • Diplômes de français professionnel (DFP Business)
    • Certificat de Français du Tourisme et de l’Hôtellerie (CFTH)

Si estás pensando en obtener un certificado de francés, echa un vistazo a continuación para obtener más información acerca de los principales exámenes y de lo que has de tener en cuenta antes de decidir qué examen realizar.

Principales exámenes de francés

DILF, DELF y DALF

Nombre DILF – Diplôme Initial de Langue Française DELF – Diplôme d’études en langue française DALF – Diplôme approfondi de langue française
Panel examinador Centro Internacional de Estudios Pedagógicos (CIEP), en nombre del Ministerio de Educación de Francia
Desde 2006 1985, revisado en 2005
Nivel A1 De A1 a B2 (4 exámenes diferentes) C1 y C2 (2 exámenes diferentes)
Validez De por vida. Este certificado no tiene fecha de caducidad.
Resultados Los exámenes DILF, DELF y DALF están compuestos de cuatro partes, cada una de las cuales cubre una de las diferentes destrezas:

  • Lectura
  • Escritura
  • Expresión oral
  • Comprensión auditiva

Cada sección recibe una puntuación 0/25, que se suma para obtener una nota global 0/100. Para aprobar el examen y obtener el diploma, los candidatos tienen que alcanzar una calificación de 50/100 y un mínimo de 5/25 en cada una de las partes

Propósito El examen DILF evalúa a usuarios básicos y certifica un nivel principiante, A1 (el nivel más bajo de la escala del MCER). Es útil como un paso iniciar previo a exámenes más avanzados, como DELF y DALF. Los exámenes DELF están pensados para estudiantes con un nivel desde principiantes a intermedio alto. Dependiendo del nivel, demuestran el dominio del francés del candidato en diferentes contextos. A1 y A2 solo certifican un conocimiento básico de la lengua, pero los certificados B1 y B2 ya son prueba de un nivel lo suficientemente alto como para establecer relaciones profesionales, por lo que están valorados por las empresas. Los diplomas DALF son un requisito indispensable para los estudiantes extranjeros que pretendan estudiar en una universidad francesa. Demuestran un dominio muy alto de la lengua francesa, casi a nivel nativo en el caso del DELF C2. Por supuesto, también son muy valorados y reconocidos por empresas de todo el mundo como una prueba fehaciente de que el candidato tiene el nivel necesario para un puesto de trabajo que requiera utilizar a diario el francés a nivel avanzado.
Precio Las tasas de matrícula para los exámenes DILF, DELF y DALF están fijadas por la Commission Nationale, pero los precios pueden variar en función del país y el centro de examen.

Precios estimados:

  • DILF A1: 50 – 70€
  • DELF A1: 70 – 100€
  • DELF A2: 70 – 100€
  • DELF B1: 110 – 140€
  • DELF B2: 120 – 150€
  • DALF C1: 140 – 180 €
  • DALF C2: 150 – 200 €

TCF

Nombre TCF – Test de connaissance du français
Panel examindaor Centro Internacional de Estudios Pedagógicos (CIEP), en nombre del Ministerio de Educación de Francia
Desde 2002
Nivel De A1 a C2, en función del resultado
Validez 2 años
Resultados El examen TCF tiene una parte obligatoria que consiste en tres secciones diferentes y que todos los candidatos han de realizar, y dos partes opcionales que se pueden hacer por separado.

Obligatorio:

  • Comprensión auditiva
  • Lectura
  • Dominio de las estructuras de la lengua (gramática)

Opcional

  • Expresión oral
  • Escritura

Están compuestas principalmente de preguntas de respuesta múltiple y funcionan de forma adaptativa, proporcionando las preguntas posteriores en una dificultad creciente en base a la habilidad que el candidato va demostrando durante el test.

Los resultados se califican en una escala del 0/699 y tiene correspondencia directa con los niveles del MCER:

  • Elemental: 100 – 199 puntos = A1
  • Intermedio – bajo: 200 – 299 puntos = A2
  • Intermedio: 300 – 399 puntos = B1
  • Intermedio – alto: 400 – 499 puntos = B2
  • Avanzado: 500 – 599 puntos = C1
  • Superior: 600 – 699 puntos = C2
Propósito Este examen está pensado para informar acerca del nivel de francés de un candidato para propósitos generales y evalúa las principales destrezas de la lengua. Es una forma fiable de certificar el nivel de francés por motivos académicos, profesionales o personales, ya que indica el nivel en un momento específico. También está reconocido por las autoridades y la administración, y sirve como prueba del nivel de francés para procesos de inmigración y obtención de la nacionalidad, e incluso para la enseñanza del francés como lengua extranjera.
Precio Las tasas del examen TCF pueden variar dependiendo del país o el centro de examen.

Precios estimados:

  • Parte obligatoria, 100 – 150€
  • Parte opcional, 60 – 80€ (cada una)

¿Qué examen de francés debo realizar?

Todos los exámenes detallados anteriormente se ofrecen en Francia y muchos otros centros de examen a nivel internacional, por lo que no tienes que preocuparte demasiado respecto a tu ubicación, ya que es muy posible que tengas un centro de examen muy próximo.

Centrémonos en primer lugar en el nivel. El examen DILF cubre un nivel muy básico, equivalente al A1 del MCER. Este es el nivel inicial para los estudiantes de una lengua extranjera, y por esa razón este certificado no es muy conocido y, a decir verdad, tampoco es muy útil. Si estás aprendiendo francés y necesitas ese empujón de motivación que te daría obtener un diploma oficial, puedes realizar este examen. De lo contrario, puedes saltártelo y pasar a niveles superiores.

DELF y DALF son los exámenes de francés con mayor reconocimiento global, y abarcan todos los niveles desde A1 a C2. Al igual que acabamos de decir para el DILF, a no ser que tengas un especial interés en obtener el diploma, los dos primeros niveles no son tan útiles. Las cosas se empiezan a poner serias a partir del DELF B1. Tanto el B1 como el B2 son niveles útiles para poder aprovechar oportunidades académicas y laborales. No obstante, si tienes intención de estudiar en una universidad de Francia, tendrás que apuntar más alto y superar el examen DALF C1 o C2. En los exámenes DELF y DALF el resultado es “aprobado” o “suspenso”, y si apruebas obtendrás el certificado específico del nivel para el que te has examinado.

En realidad, el DILF, el DELF y el DALF son todos parte del mismo programa de diplomas. Los tres nombres diferentes se mantienen por razones históricas, pero desde 2006 se trata simplemente de exámenes y diplomas que se corresponden con los niveles del MCER. Sin embargo, el TCF tiene una naturaleza distinta. Este examen no conduce a un diploma, sino que tiene como objetivo certificar el nivel actual de un candidato mediante un certificado de notas. Este certificado es como si fuera una fotografía del nivel de dominio del francés de un candidato en un precioso momento, motivo por el cual es TCF solo es válido por dos años, al contrario que los diplomas DILF, DELF y DALF, cuya validez es para toda la vida. En consecuencia, a no ser que te dispongas a solicitar un proceso específico para el cual se requiera el TCF, tal como la residencia francesa o un visado, puede que sea más conveniente realizar cualquier de los otros exámenes y obtener un certificado sin fecha de caducidad.

¿Cómo te puede ayudar Lingoda con tus exámenes de francés?

Antes de realizar cualquiera de los exámenes de lengua francesa que mencionamos anteriormente, has de tomarte tu tiempo para prepararte. Incluso si ya has alcanzado el nivel adecuado, es importante que te familiarices con la estructura específica del examen y con los ejercicios típicos que forman parte de cada una de las secciones. Hoy en día, para esto no es necesario que hagas el gran esfuerzo de comprar libros e ir a clases a una escuela de idiomas tradicional. ¡Puedes hacerlo todo online!

En las páginas oficiales de los diferentes test de francés, podrás encontrar directamente materiales muy útiles, entre los que se incluyen ejemplos de exámenes de años anteriores. Y gracias a las maravillas de la enseñanza online, puedes tomar clases de francés con un profesor nativo y cualificado a través de tu ordenador. Esto te permite ahorrar tiempo y te da la oportunidad de organizar tus propios horarios de acuerdo a tus necesidades individuales. Los cursos de Lingoda están diseñados en línea con los estándares del MCER, y nuestros profesores y tutores personales están plenamente comprometidos para garantizar el éxito de nuestros estudiantes. En consecuencia, son perfectos tanto para principiantes como para aquellos que simplemente necesiten refrescar su francés antes de realizar un examen.