Una explicación simplificada de la gramática inglesa

Clases con profesores nativos en directo

Gramática inglesa

Para cualquier estudiante de inglés que no solo aspire a ser entendido con claridad por los nativos del idioma, sino que además pretenda expresarse con fluidez y precisión, resulta fundamental que una buena parte de sus esfuerzos se focalicen en el correcto aprendizaje de la gramática inglesa. Ésta es relativamente difícil si la comparamos con la de otros idiomas. Ya que, por ejemplo, el chino mandarín está compuesto por estructuras gramaticales relativamente simples, articulándose el idioma más en función del contexto que de la gramática. No obstante, esta dificultad de la gramática inglesa no debe desalentarte, ya que no es la causa principal de los errores que se cometen con ella, incluso por parte de los estudiantes que llevan mucho tiempo aprendiendo el idioma. El problema sobreviene más bien por faltas de atención y concentración a la hora de utilizarla correctamente.

La buena noticia para ti, como estudiante de inglés, es que resulta factible hacer progresos rápidos con la gramática si la trabajas decididamente, usando los materiales y recursos de aprendizaje adecuados, y practicando continuamente. Otro punto clave es que una vez que aprendas cómo usar correctamente una estructura gramatical en inglés es poco probable que vuelvas al uso erróneo anterior.

¡Estudiemos de cerca algunos de los errores más comunes y la manera de corregirlos!

La gramática inglesa es bastante complicada, lo que requerirá que le dediques tiempo y esfuerzo para dominar la mayoría de reglas y tiempos verbales que son necesarios para alcanzar un nivel óptimo de dominio del idioma. Para reducir de manera rápida la cantidad de errores gramaticales que cometes merece la pena apuntarse a las clases en grupo o particulares de Lingoda. La posibilidad de consultar a profesores nativos expertos cualquier cuestión o duda gramatical que tengas resulta de gran ayuda.

Como usar el apóstrofe “ ‘s ” correctamente

Un error muy común con la gramática inglesa, cometido por muchos no nativos estudiantes del idioma, es no usar el apóstrofe en una frase en la que debería ser usado, o bien de forma también errónea añadirlo donde no es preciso. A diferencia de muchos errores gramaticales, este error solo se aprecia cuando escribes algo en inglés. Por tanto, únicamente tendrás la oportunidad de corregirlo escribiendo, lo que muestra la necesidad de incluir todos los aspectos del idioma – escuchar, leer, escribir y hablar- en cualquier programa de aprendizaje.

La regla para usar el apóstrofe S correctamente consiste en entender que el mismo está indicando que un objeto es una posesión perteneciente a alguien o algo. “Henry’s bike (la bicicleta de Henry), England’s national anthem (El himno nacional inglés) y my father’s electric guitar (la guitarra eléctrica de mi padre)”, son todos ejemplos de uso correcto del apóstrofe S.

Cuando se emplea en el caso de personas, animales u objetos en plural, el apóstrofe se coloca después de la S que indica el plural. Así, en la frase “My cousins’ apartment was very nicely decorated” (el apartamento de mis primos estaba muy bien decorado), la posición del apóstrofe señala que pertenece a dos o más de tus primos en vez de a un solo primo.

Un error común en el uso de apóstrofe, que se suele apreciar tanto en nativos como en no nativos, es su utilización redundante en situaciones en las que no resulta preciso. Un buen ejemplo de cuándo no usar un apóstrofe se puede apreciar en esta frase: “The bird lost all of its feathers”. Ya que mucha gente usa erróneamente “it’s” aquí, siendo un uso gramatical incorrecto ya que “its” indica ya posesión y por tanto no precisa apóstrofe.

¿Presente continuo o presente simple?

Las diferencias entre el presente continuo y el presente simple son esenciales y deben ser aprendidas, ya que resultan fundamentales para mucho de lo que dirás y escribirás cuando uses la lengua inglesa. Para utilizar estas partes de la gramática inglesa adecuadamente, es importante conocer que el presente simple se emplea cuando se habla sobre hechos, cosas que son conocidas sobre el futuro y para describir cómo estás viviendo algo en el momento exacto de expresarte. El presente continuo, se usa en cambio para expresar aspectos que son ciertos en el instante de ser manifestados, pero no lo serán para otros momentos. El presente continuo se emplea, así mismo, para discutir planes que tienes ahora sobre eventos futuros.

Para ayudarte a entender esta diferencia clave en la gramática inglesa, te brindamos una frase de ejemplo para captar ambos tiempos verbales de presente simple y presente continuo. Detente un instante en la comparación de las dos frases y tendrás más clara la esencia de la diferencia entre los dos tiempos.

1. I listen to football commentary on the radio every Saturday (Escucho los comentarios de fútbol en la radio cada sábado)—Presente Simple.

2. I’m listening to the Arsenal versus Chelsea match on the radio (Estoy escuchando el partido del Arsenal contra el Chelsea en la radio)—Presente Continuo.

Tómate un momento para comparar ambas frases hasta que veas clara la diferencia entre los dos tiempos.

Consejos para mejorar tu gramática inglesa

La gramática inglesa es bastante complicada y requiere que le dediques tiempo y esfuerzo para lograr dominar la mayoría de reglas y tiempos, cuyo aprendizaje resulta necesario para alcanzar un buen nivel de dominio del idioma. Para reducir de manera rápida la cantidad de errores que cometes con la gramática inglesa, merece la pena que te apuntes a clases en grupo o particulares en una escuela reputada, como Lingoda. Tener la posibilidad de consultar a profesores nativos expertos cualquier cuestión o duda que tengas sobre gramática resulta de inmensa ayuda. Comenzar un cuaderno de gramática en el que anotar todas las reglas y tiempos que vayas aprendiendo acompañados de ejemplos sin duda ayudará también a acelerar tu proceso de aprendizaje gramatical.