Las Ventajas de estudiar francés online

Clases con profesores cualificados en directo

Escribiendo en el portátil

El francés es una opción muy popular entre aquellos que se plantean aprender un segundo idioma, en gran parte debido a su importancia en el ámbito internacional. Se estima que, en la actualidad, hay más de 75 millones de hablantes nativos de francés en todo el mundo, mientras que otros 154 millones de personas lo hablan como segunda lengua, lo que asciende a un total de 229 millones.

A día de hoy, el francés es un idioma oficial en 29 países de los 5 continentes, entre los cuales podemos destacar Francia, Canadá, Bélgica, Suiza, Camerún, Costa de Marfil o Haiti. Asimismo, es la cuarta lengua materna más común entre los habitantes de la Unión Europea y la tercera más hablada (al sumar los nativos y aquellos que la hablan como lengua extranjera), ya que un 20% de los ciudadanos de la UE son capaces de hablar y entender el francés.

Históricamente, la lengua francesa ha sido una de las más importantes en los negocios, la ciencia y la literatura. Durante siglos fue la lengua estándar en la diplomacia y la continuidad de su relevancia está asegurada mediante su estatus de lengua oficial en organizaciones como las Naciones Unidas, la OTAN, la Organización Muncial del Comercio, la UE y el Comité Olímpico Internacional.

A escala global, el francés es uno de los idiomas más importantes para las leyes y el derecho, y es una de las lenguas más utilizadas en muchos tribunales internacionales y regionales, así como en instituciones pro derechos humanos.

Ventajas de estudiar francés como lengua extranjera

Por regla general, ser capaz de entender y hablar francés puede mejorar de forma significativa las oportunidades laborales, ya que el conocimiento de idiomas es una de las aptitudes más valoradas por los empresarios y responsables de recursos humanos de cualquier país. Al mismo tiempo, si aprendemos el francés como lengua extranjera, podremos disfrutar mucho más de nuestra experiencia al viajar a países francófonos e incluso considerar la posibilidad de emigrar a uno de ellos.

Algunas de las principales ventajas de hablar francés como lengua extranjera son las siguientes:

  • Más de 220 millones de personas hablan francés en todo el mundo.
  • La lengua francesa tiene una gran influencia en el sector del comercio y el derecho.
  • Siempre se nombre como una de las tres lenguas más importantes para los negocios.
  • El francés es un idioma global, que tiene un gran número de hablantes en Europa, África y América del Norte.
  • Su popularidad como lengua extranjera significa que hay muchas oportunidades laborales relacionadas con la enseñanza.
  • Se prevé que el número de hablantes de francés alcance los 650 millones para 2050.

En la actualidad, el francés es la segunda lengua extranjera que más se enseña en la Unión Europea, después del inglés, y también es una de las más habituales en América del Norte. La popularidad a nivel mundial de estos dos idiomas significa que ser capaz de comunicarse en ambos abre un gran abanico de oportunidades en la enseñanza de idiomas, ya sea enseñando inglés a hablantes de francés, o viceversa.

Posibles dificultades al aprender a hablar francés

Aunque el francés se considere un idioma bastante fácil de aprender para los hablantes de español, u otras lenguas romances, llegar a dominarlo requiere aun así tiempo, esfuerzo y bastante paciencia. En el camino hay unas cuantas dificultades que cada persona hay que superar, y también áreas problemáticas comunes para todos aquellos que estudian francés como lengua extranjera. En Lingoda somos de la opinión que la mejor forma de hacer frente a estos problemas es ser consciente de ellos y tratar de anticiparse.

Una de las dificultades más obvias se debe a la gran cantidad de dialectos y variantes de la lengua francesa que existen en todo el mundo. Aunque el francés metropolitano, tal y como se habla en París, se considere generalmente como el francés estándar, incluso dentro de la propia Francia hay muchos otros dialectos, además del francés de Bélgica y el francés de Suiza sin irse mucho más lejos. Asimismo, en Canadá hay diferentes variantes dialectales, siendo las más notables el francés de Quebec y el francés de Acadia.

Otra dificultad potencial para los hablantes de español es el sistema de escritura del francés. Aunque utiliza las mismas 26 letras del alfabeto latino que usamos en el español, el sistema de acentos de la lengua francesa es mucho más complejo que el nuestro. Los acentos del francés son:

  • Acento agudo (é)
  • Acento grave (à, è, ù)
  • Acento circunflejo (â, ê, î, ô, û)
  • Diéresis (ë, ï, ü, ÿ)
  • Cedilla (ç)

Asimismo, puede que a los estudiantes de francés les sorprenda encontrarse con vocales ligadas: “œ” y “æ“, aunque estas son cada vez menos comunes. Aprender cómo y cuándo usar los acentos es una parte muy importante del aprendizaje del idioma y, aunque a muchos les ocasiona quebraderos de cabeza al principio, a largo plazo la mayoría de los estudiantes no lo consideran tan problemático.

Por último, hay quien puede tener problemas para entender la forma de contar de los franceses, ya que es un sistema parcialmente vigesimal. Básicamente, los nombres de los números entre 70 y 99 usan el número 20 (“vingt“) como base. Por ejemplo, la palabra francesa para 80 es  “quatre-vingts“, lo que literalmente significa “cuatro veintes”.