Aunque la mayoría de los franceses pueden entenderse entre ellos con facilidad, incluso cuando hablan con alguien de una región diferente (un caso que, por ejemplo, no podría darse en países de habla alemana, donde los dialectos regionales son mucho más distintos entre sí), algunas palabras francesas tienen variaciones muy específicas que dependen de cada región y que te recomendamos aprender.

A continuación te presentamos algunos de los ejemplos más importantes.


french-regional-slang-chocolatine.jpg

Chocolatine / pain au chocolat / petit pain

Le Gorafi es una parodia de una red de noticias que publica noticias falsas sobre el panorama político francés. El título de uno de sus artículos más famosos dice así: “Toulouse: disparan a un hombre 46 veces por pedir un pain au chocolat” (Toulouse: il se fait abattre de 46 balles dans le corps pour avoir demandé un « pain au chocolat »).

En realidad, este dulce relleno de chocolate se llama chocolatine en el suroeste de Francia, tal y como muestra este mapa, el cual detalla el uso de ambos términos. Este es uno de los regionalismos sobre los que más se debate (y bromea) en Francia e incluso existe una tercera manera de describir este pastel: en el norte de Francia se llama petit pain (literalmente, “panecillo pequeño”). Por lo tanto, deberás tener cuidado y elegir sabiamente qué palabra usar cuando pidas uno de estos deliciosos dulces en la pastelería.

Crayon à (de) papier / crayon gris / crayon de bois

Esta palabra también presenta grandes variaciones y las tres versiones se utilizan para referirse a un lápiz. Crayon à papier (también crayon de papier) significa “lápiz de papel” y se usa en la mayoría de las regiones, incluso alrededor de París. Crayon gris significa “lápiz gris” y es el término preferido en las regiones del sur, mientras que crayon de bois (literalmente “lápiz de madera”) es la palabra que usan en el norte de Francia.

Wassingue / pièce / toile

Todas estas palabras son traducciones al francés de “fregona”. Serpillère es el término más habitual y se utiliza especialmente en París y en la región Isla de Francia. En el norte de Francia, wassingue se usa mucho y procede del dialecto Ch’ti, el cual se solía hablar en esta zona. Sin embargo, hoy en día solamente lo hablan los miembros de las viejas generaciones que viven en las afueras de las ciudades. En Marsella, al sur de Francia, la gente usa la palabra toile para referirse a este objeto, mientras que en otras zonas del sureste lo llaman pièce.

french-regional-slang-pencil.jpg

Coffre / malle

En la mayoría de las zonas, coffre es la traducción de “maletero”. Malle, literalmente “maletero de vapor”, es la manera en que antes solía llamarse a los maleteros en francés. Sin embargo, hoy en día coffre es la palabra más extendida, mientras que malle solo se sigue utilizando en el suroeste de Francia.

Pélo

Pélo es un término de la jerga local que se utiliza casi exclusivamente en Lyon y sus afueras. Se usa de la misma manera que guy, dude o mate en inglés, es decir, se utiliza para referirse o llamar a un amigo.

Poche / sac (en) plastique / pochon / sachet

¡Las bolsas de plástico también tienen nombres diferentes por toda Francia! Este mapa muestra qué término es el preferido dependiendo de cada región. Sac es la palabra cuyo uso está más extendido, mientras que sachet se usa mucho en la región de Alsacia, al noreste. Poche se utiliza en las mismas regiones en las que se llama chocolatine al pain au chocolat. Cornet (literalmente “cono”) se utiliza en las regiones francoparlantes de Suiza y, por lo tanto, también en las zonas limítrofes de Francia.

french-regional-slang-marseille.jpg

Bouiner

Bouiner proviene de la región de Normandía y significa “hacer el tonto” o no hacer nada productivo. Este verbo se usa en la frase Qu’est-ce que tu bouines?, que significa “¿Qué estás tramando?” o “¿Qué estás haciendo?”. Del mismo modo, la palabra bouineur procede de bouiner y se utiliza para describir a alguien que no hace mucho, tiene problemas para concentrarse y nunca acaba lo que ha empezado.

Schlouk

Schlouk es una palabra alsaciana que procede del término alemán Schluck. En Alsacia, la jerga local y las expresiones coloquiales están muy influenciadas por la lengua alemana debido a la proximidad geográfica de dicha región con la frontera.

Schlouk significa “sorbo” o una pequeña cantidad de líquido.

Je te dis quoi

Esta expresión es típica en la región norte de Francia. Cuando un grupo de amigos está intentando hacer planes y después uno de ellos quiere confirmarlos o hacer sugerencias, le dirían je te dis quoi. Literalmente, esto se traduce como “te diré qué”, lo cual no tiene mucho sentido. En realidad, los que no hayan vivido en esta región no entienden esta expresión.  ¡Eso sí, eso era antes de la exitosa película Bienvenidos al norte! Dicha película contiene una escena muy famosa en la que se usa esta expresión, dejando al protagonista, procedente del sur de Francia, desconcertado. Si quieres ver la escena, puedes hacerlo a través del siguiente enlace.

french-regional-slang-lille.jpg

Adieu

Adieu significa “adiós”, pero se usa para decir “hola” en varias regiones del sur de Francia, como, por ejemplo, en la Provenza. Esto puede resultar ser algo confuso para los habitantes de la mitad norte del país. ¡No lo uses como un saludo en París o podrías conseguir que la gente te mire raro, ya que pensarán que estás deseando no volver a verlos!

Gavé

Gavé es una palabra que se usa comúnmente en Burdeos y sus alrededores como un sinónimo de “muchos”, “numerosos” etc. Por ejemplo, c’est gavé bien significa “esto es muy bueno”, il y a gavé de monde significa “aquí hay mucha gente”, etc.

Fada

Fada es un término procedente de Marsella y se usar para decir “tocado por las hadas” en el antiguo dialecto provenzal.

Hoy en día se usa para describir a alguien que no es muy listo, que es muy ingenuo o que está loco. Sin embargo, en ocasiones puede ser utilizado de manera cariñosa, ¡por lo que no debes ofenderte si tus amigos usan esa palabra para describirte!

Además, être fada de (…) significa “ser fan de (…)”, por lo que puedes decirle a tus amigos je suis fada de l’OM si te gusta el fútbol y quieres que se pongan contentos. Sin embargo, no digas esto en París bajo ninguna circunstancia. Como sabrás, París y Marsella son los peores enemigos, al menos en lo que a fútbol se refiere.